Shopping


Repaso Artículos Recursos
Enriquecimiento para el catequista

Valorando las diversas culturas

By Allan Figueroa Deck Ph.D., S.T.D.
 Allan Figueroa  Deck Ph.D., S.T.D.

El padre Allan es un jesuita que ha trabajado desde hace más de 25 años con la comunidad hispana como párroco, maestro y escritor. Actualmente es el Director del Instituto Loyola para la Espiritualidad, en la diócesis de Orange, CA y profesor adjunto en la cátedra de teología en la Universidad de Loyola Marymount en Los Angeles, CA.


El Papa Paulo VI en La evangelización en el mundo moderno dice: La evangelización pierde mucho de su fuerza y efectividad si no toma en consideración al pueblo al cual va dirigida, si no usa sus formas de expresarse, sus signos y símbolos, si no responde a sus interrogantes y busquedas, y si no tiene un impacto en su vida concreta.

Desde el Concilio Vaticano II la Iglesia ha puesto en relieve el papel fundamental que la conciencia cultural juega en su misión. El objetivo de toda la actividad magisterial de la Iglesia es específicamente la cultura. La catequesis no se puede llevar a cabo cuando los que la enseñan no están familiarizados con la culturala propia y la de sus estudiantes.

La cultura se refiere a los valores implícitos y a las formas de pensar y sentir de un pueblo. El entendimiento de la cultura no depende sólo del reconocimiento de las cosas externas tales como costumbres, vestido, comida, o música, etc. Además de eso se trata de apreciar y entender la realidad interna, un pueblo con el sentido de lo esencial: ¿Qué es la vida? ¿Hacia dónde vamos? ¿Cuál es bueno y qué es malo? Visto desde esta perspectiva, la cultura está muy cerca de la religión. Cultura y religión, tienen que ver con asuntos que son de gran, e incluso fundamental importancia.

El proceso por el cual el mensaje del evangelio encaja con las culturas es llamado inculturación. El ideal cuestionable del "crisol de raza" en los Estados Unidos ha llevado a algunos incluso a pensar que se puede ignorar legítimamente la cultura en relación con la fe. La enseñanza de la Iglesia es diferente. No es entonces extraño que el estilo de las enseñanzas de Jesús en las parábolas demostraron un sentido agudo de una conciencia cultural.

Como catequistas debemos manifestar los valores que son la razón de nuestra forma de vida, darles continuidad y vivirlos con pasión. En el centro de todas las culturas existen narraciones o historias, símbolos poderosos y ritos. Si quiere conocer el meollo de su cultura, hágase un pequeño autoanálisis. ¿Cuáles historias lo conmueven? ¿Qué símbolos le inducen a dar una respuesta? ¿Qué ritos o ceremonias le son más significativos?

El mismo análisis debe hacerse en las culturas representadas en el salón de clase de la parroquia. San Agustín en su tratado sobre educación cristiana insiste en que uno debe amar a sus estudiantes. Si usted no conoce nada sobre sus culturas o, todavía peor, no encuentra nada que inspire cariño en ellas, su eficiencia como maestro es limitada.

El reto fundamental de la catequesis es "penetrar hasta debajo de la piel" y amar a los que enseñamos. Por supuesto que el último y más importante trabajo que hacer del catequista es el de comunicar el mensaje del evangelio. Para hacer esto efectivamente se debe conocer la diferencia entre cultura y fe cristiana. El evangelio y la doctrina de la iglesia tienen sus raíces en las culturas, pero siempre miran más allá de ellas.

Forma de Implementar

En el grupo

  • Identifique la variedad de antecedentes culturales en la clase o grupo. (universalidad)
  • Enfatice la catolicidad de la Iglesia compartiendo ejemplos de como los católicos vienen de diversas culturas. Ayude a que los niños aprendan que Dios es el creador de las diferencias.

  • Haga alusión a historias, símbolos, y ritos que muestren la cultura judía de Jesús, que fue más rural que urbana. Ayúdese de esto para una discusión con los estudiantes en la que den ejemplos de situaciones parecidas en sus culturas.

  • Organice una celebración sobre la diversidad pidiendo a su clase o grupo tocar o cantar cantos en los idiomas de otros países, vestirse con trajes autóctonos, cocinar y compartir las comidas de la diversidad étnica, relatar cuentos populares o historias nacidas de otras culturas, etc.

  • Si es posible, pida a los estudiantes que expliquen cómo celebran algunos días especiales tales como el de las quinceañeras o los bautismos. Haga que ellos encuentren fiestas especiales o celebraciones en otras culturas.

  • Pregunte a sus estudiantes si todas las costumbres o formas de hacer las cosas en sus culturas son compatibles con las exigencias del evangelio que son amar a Dios, al prójimo y a nosotros mismos.

 







Mapa del sitio Creemos

Estudiantes

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Catequista/maestro

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Familia

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Párroco/sacerdote

Repaso
Artículos
Recursos

Actividades


Artículos


Recursos


Repaso