Shopping


Repaso Artículos Recursos
Enriquecimiento para el catequista

Formando catequista evangelizadores

By D. Min. Rev. Juan E. Hurley CSP
D. Min. Rev. Juan E. Hurley CSP

El padre Juan Hurley, sacerdote paulino, es Director Ejecutivo del Secretariado para la Evangelización en la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos en Washington, D.C.


En el documento sobre Evangelización en el Mundo Moderno, el Papa Pablo VI declara que "La tarea de la evangelización de todos los hombres constituye la misión esencial de la Iglesia". De hecho, él lo había dicho, "Ella existe para evangelizar" (EN 14). Uno de los momentos fundamentales de la evangelización es la catequesis. Después de la proclamación inicial del evangelio, la catequesis intensifica y profundiza el entendimiento de las verdades de la fe y nutre las relaciones del creyente con Jesús y con la Iglesia.

No es entonces sorprendente que el Directorio General para la Catequesis señale entre las seis tareas centrales de la catequesis "la iniciación a la misión"(DGC 86). Los catequistas están llamados a preparar a quienes catequizan para ser evangelizadores capacitados y entusiastas al compartir su fe. En Vayan y Hagan Discípulos, Un Plan Nacional y Estrategias para la Evangelización Católica en los Estados Unidos, los obispos nos desafían a ser mensajeros entusiastas del evangelio. Nuestro entusiasmo puede contagiar e invitar a otros a conocer al Señor, quien es la fuente de nuestro gozo. Esto puede alcanzarse cuando nosotros:

  • entusiasmados por el mensaje invitamos a otros a escucharlo y aceptarlo,
  • somos testigos contagiosos del evangelio por lo que otros nos invitarán a contar la historia,
  • invitamos a que otros se unan a nosotros en acciones públicas que ayuden a transformar la sociedad.
La vocación del catequista es ser un formador de discípulos. Por eso, nuestro discipulado en Jesús debe de estar enraizado en una profunda catequesis religiosa que se nutre del evangelio. Como catequistas, somos, antes que nada, testigos vivientes de la buena nueva de Jesús. Para ser tales testigos se requiere algo más que un conocimiento intelectual de teología y Escritura; esto significa que hemos experimentado la conversión del corazón, y que, la profunda alegría de volvernos hacia Dios nos impulsa a compartir el mensaje del evangelio con los demás.

Forma de Implementar

En el grupo

  • Compartir la buena nueva significa que conocemos nuestra fe y somos capaces de anunciar claramente lo que creemos. Ayude al desarrollo del vocabulario de la fe con juegos y actividades que refuercen los términos claves.
  • Ayude a que sus estudiantes comprendan la relación que hay entre las evaluaciones de su aprendizaje y sus habilidades para ayudar a otros a aprender la fe católica.

  • Dé a sus estudiantes las oportunidades de compartir su conocimiento sobre Jesús con otros mas jóvenes. Pueden dramatizar una historia del evangelio o ayudar a enseñar una oración. Déjelos que escojan lo que les entusiasma.

  • Que los estudiantes identifiquen las formas en que ellos pueden ser evangelizadores en su casa, en la escuela, o en los lugares de juego, con equipos o en otras áreas específicas de sus vidas. Ayúdeles a que expresen conductas, decisiones, actitudes y palabras que den testimonio de Jesús.

  • Invite al grupo de evangelizadores de la parroquia a compartir su trabajo con los estudiantes.

  • Pida a los estudiantes que nombren a gente que conocen y que comparten el mensaje de Jesús en sus vidas. Haga una lista y nombre a toda esa gente en la oración. Los niños podrían hacer cartas o certificados para reconocer y animar a esos evangelizadores.

 







Mapa del sitio Creemos

Estudiantes

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Catequista/maestro

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Familia

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Párroco/sacerdote

Repaso
Artículos
Recursos

Actividades


Artículos


Recursos


Repaso