Shopping


Repaso Artículos Recursos
Enriquecimiento para el catequista

La comunión de los santos

By James T. Morgan Ed.D
 James T. Morgan Ed.D

James T. Morgan, Ed.D., es editor de William H. Sadlier, tiene un doctorado en educación y dos maestrías, una en Historia y otra en educación religiosa de adultos. Ha enseñado por muchos años y fue administrador en dos escuelas católicas de enseñanza primaria.


Una de las creencias más reconfortantes de la Iglesia Católica es la realidad de la comunión de los santos. Es una íntima unión que cada católico vive con los otros y con los santos en el cielo. Los que gozan de la presencia de Dios en el cielo son santos porque respondieron a la gracia de Dios. La gracia de Dios transformó sus vidas en ejemplos vivos de lo que podemos hacer por otros si nos amamos. Imitándolos, orando con ellos y celebrando sus fiestas, tenemos la oportunidad de estar en constante comunicación con ellos.

El poder y presencia del Espíritu Santo continúa creando, inspirando, y sosteniendo la comunión de los santos que une al pueblo de Dios en la tierra y en el cielo. San Juan escribe en su primera carta: "Les anunciamos, pues, lo que hemos visto y oído, para que ustedes estén unidos con nosotros, como nosotros estamos unidos con Dios el Padre y con su Hijo Jesucristo" (1 Juan 1:3). Como miembros de la comunión de los santos en la tierra, somos peregrinos en nuestro camino hacia la casa del Padre. No viajamos solos. Estamos rodeados por una nube de testigos: profetas, santos, mártires, confesores, que han partido antes que nosotros y que interceden ante Dios por nosotros. (Catecismo de la Iglesia Católica, 2683). Esta relación tan cierta entre los santos en el cielo y nosotros, es celebrada en la vida de oración de la Iglesia y en los sacramentos, especialmente la Eucaristía. En uno de los ritos penitenciales usados en la misa, pedimos a María siempre virgen, a Miguel arcángel, a Juan Bautista, a los apóstoles y a todos los santos que intercedan por nosotros. En el credo expresamos nuestra creencia en la comunión de los santos. Alguna de las oraciones eucarísticas incluyen a los santos, así como las oraciones en las fiestas particulares. Seguros de la compañía de todos los santos, caminamos hacia la vida eterna con gran esperanza.

Forma de Implementar

En el grupo

Durante el tiempo de oración, haga que cada estudiante rece a su santo patrón en forma de letanía. Por ejemplo: Santo Tomás, ruega por nosotros. Luego concluya cantando una canción

En la casa

Los miembros de la familia pueden reunirse alrededor de un mapa de los Estados Unidos. Cada miembro tratará de "descubrir" una ciudad o pueblo con el nombre de un santo. Por ejemplo, San Luis, Missouri; San Agustín, Florida; San Diego, California. Cuenten el número de lugares con nombres de santos. Si hay tiempo e interés, busquen cual nación o explorador dio el nombre a la ciudad o poblado.






Mapa del sitio Creemos

Estudiantes

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Catequista/maestro

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Familia

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Párroco/sacerdote

Repaso
Artículos
Recursos

Actividades


Artículos


Recursos


Repaso