Shopping


Repaso Artículos Recursos
Enriquecimiento para el catequista

El encuentro de Pablo con Cristo: segundo de una serie

By Rev. Donald Senior C.P.
Rev. Donald  Senior C.P.

Donald Senior entró en la congregación religiosa de los Pasionistas en 1960 y fue ordenado sacerdote católico en 1967. Es el Presidente del Catholic Theological Union, Chicago, Illinois, desde 1987 donde también enseña sobre el Nuevo Testamento. El enseña y conduce talleres en los Estados Unidos y en el extranjero.


El encuentro de Pablo con Cristo
No hay duda de que el encuentro de Pablo con el Cristo resucitado fue el punto más importante de su vida. En Hechos de los apóstoles, Lucas describe la experiencia de Pablo en el camino de Damasco en términos dramáticos. Derribado de su caballo por una luz cegadora, la voz de Cristo resucitado lo desafía por perseguir a sus seguidores. Pablo es cegado temporalmente, ceguera que es sanada por Ananías en Damasco, el envío de Pablo mediante una visión de Cristo resucitado (ver Hechos 8:3-9; 22:6-16, 26:12-18)

Las referencias de Pablo de esta experiencia en sus cartas son sucintas y aparecen sólo cuando él es provocado por sus oponentes quienes retan sus credenciales como apóstol. En 1 de Corintios 15:8-10 Pablo hace una lista de su propia experiencia de una visión con Cristo resucitado junto a otros apóstoles, pero se llama a si mismo "el menor de todos los apóstoles" y uno nacido "inoportuno"--por su pasado persecución. En un hermosos pasaje en su carta a los gálatas Pablo se refriere a su experiencia inaugural, como un "llamado" de Dios: "Pero cuando Dios, que me eligió desde el seno de mi madre y me llamó por pura bondad, se complació en revelarme a su Hijo y en hacerme su mensajero entre los paganos. . ." (Gálatas 1:15-16). Aquí Pablo hace eco de pasajes del Antiguo Testamento que describen el llamado de Isaías a las naciones (Ver Isaías 49:1-6) y el llamado del profeta Jeremías (1:4-7).

La experiencia de Pablo con Cristo crucificado y resucitado cambió su vida y le dio un propósito: de ahora en adelante él entendió que era llamado por Dios para llevar la buena nueva de la salvación a los gentiles, una misión para la cual él puso toda su energía durante el resto de su vida. Fue la paradoja de la cruz, la tremenda conciencia de que Dios había redimido al mundo por medio de Jesús, un Jeremías crucificado, que hizo a Pablo repensar en su entendimiento de Dios y del destino de la humanidad. Seguramente no todas las implicaciones de este hecho fueron evidentes para Pablo en el momento de su primer encuentro con Cristo, pero según su misión se fue desarrollando y se fue encontrando con otros cristianos y la tradición que ellos tenían. Pablo empezó a ver el mensaje total y sus asombrosas obras están expresadas en sus cartas.

Un dramático cambio en el momento de conversión en Damasco de acuerdo a Hechos de los apóstoles o, como Pablo mismo testifica, una llamada profunda de Dios que empezó misteriosamente antes de Pablo nacer y que sería jugada durante toda la vida, el Nuevo Testamento retrata ambos escenarios en el caso de Pablo. En ambos casos está claro que el encuentro de Pablo con Jesucristo fue la fuerza decisiva que cambió su vida por siempre y lo dirigió a repensar su visión del mundo y descubrir su propia vocación.

Forma de Implementar

En la casa

Punto para conversar
La experiencia de Pablo nos invita a pensar en nuestro propio llamado y nuestro peregrinaje de fe, uno que pudo haber empezado en la fe de nuestra familia y que pudo haber tomado forma por "momentos de conversión" en el camino. La pregunta clave es: "¿Hacia dónde me dirige mi fe en Jesús y cuál es mi misión en la vida?"






Mapa del sitio Creemos

Estudiantes

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Catequista/maestro

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Familia

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Párroco/sacerdote

Repaso
Artículos
Recursos

Actividades


Artículos


Recursos


Repaso