Shopping


Repaso Artículos Recursos
Enriquecimiento para el catequista

1. El Misal Romano Cambiando las palabras que rezamos,
primero de una serie

By Ron Lewinski S.T.L.
 Ron  Lewinski S.T.L.

El padre Ron Lewinski es un sacerdote de la arquidiócesis de Chicago y párroco de la iglesia Santa María de la Anunciación en Mundelein, IL. También sirve en la arquidiócesis como decano y presidente de la academia Frassati Catholic, la primera escuela intermedia de la arquidiócesis. Completó sus estudios de teología en el seminario de Mundelein y en la Faculté Catholiqueen León, Francia y tiene una licenciatura en teología sagrada. El padre Lewinski ha sido director de la oficina de adoración divina de Chicago y ha enseñado liturgia y sacramentos en el seminario Mundelein, Loyola University, y el programa de formación de diáconos. El padre Lewinski ha servido en el comité ad hoc de los obispos católicos de los Estados Unidos, en el comité de la divina adoración y en el comité asesor del centro de liturgia de Notre Dame. Frecuentemente habla sobre liturgia y vida pastoral en Estados Unidos, Australia, Alemania y Africa del Sur y Asia. Es mejor conocido por su trabajo con Rite of Christian Initiation of Adults (Rito de iniciación cristiana de adultos). Es el autor de Welcoming the New Catholic, A Guide for Sponsors, and Making Parish Policy.  Es respetado como alguien cuyos escritos, enseñan y ha podido unir efectivamente la liturgia y la catequesis, la teología y la vida pastoral.


La Iglesia nos enseña que la liturgia es: “la cumbre a la cual tiende la actividad de la Iglesia y al mismo tiempo la fuente de donde emana toda su fuerza” (Constitución sobre la sagrada Liturgia, #10). Cuando celebramos la Eucaristía estamos en comunión con la Iglesia alrededor del mundo. Podemos viajar por el globo terráqueo y sentirnos en casa en la celebración de la misa en cualquier iglesia católica. Lo que puede ser diferente, sin embargo, es el lenguaje en que alabamos.

El Concilio Vaticano II abrió las puertas a la liturgia vernácula. La intención era alentar la “participación plena, consciente y activa en las celebraciones litúrgicas” (Constitución sobre la sagrada Liturgia, #14). Al entender las palabras que escuchamos y rezamos podemos entrar más profundamente en el corazón de la liturgia. Los textos de la  actual misa en inglés son una traducción de la versión oficial en latín del Misal Romano de 1969. La Santa Sede publicó una tercera edición revisada del Misal Romano en el 2002, la que requiere una nueva traducción al inglés. Muy pronto usaremos esta nueva traducción en la misa. Esto  va a requerir algunos ajustes en la forma en que rezamos. Algunos cambios serán menores, otros tardarán en ser memorizados. Ahora es tiempo de prepararse para esos cambios y entenderlos y profundizar nuestro aprecio por la misa.

¿Por qué un nueva traducción del Misal Romano? Cuando el nuevo ordinario de la misa fue publicado en latín en el 1969 se preparó una versión rápida en inglés. Los traductores han llegado a apreciar la historia, la profundidad y matices de los textos en latín. Se pensó en una traducción más poética, más inspiradora y menos ordinaria o coloquial. También existía el deseo de ser más consistente con otros idiomas para que el significado y la intención de los textos en latín reflejaran una traducción que estuviera más sincronizada con otros idiomas.

Preparándose para los cambios en la misa

1.     ¿Cuál considera es el valor de celebrar la misa en su propio idioma?

2.     ¿Cuáles son algunas palabras y oraciones de la misa que son importantes para usted?

3.     ¿Cómo puede la introducción para el Misal Romano ser una ocasión de renovación catequética en la misa?






Mapa del sitio Creemos

Estudiantes

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Catequista/maestro

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Familia

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Párroco/sacerdote

Repaso
Artículos
Recursos

Actividades


Artículos


Recursos


Repaso