Shopping


Actividades Artículos Recursos

Liturgia para la semana


"Esté abierto

9 de septiembre del 2012 (ver otras fechas)

Vigésimo tercer Domingo del Tiempo Ordinario




Preguntas para dialogar

¿Cuáles son algunas de las cosas que pasan en nuestro mundo que te causan miedo y desaliento? ¿Cómo puedes manejar tus sentimientos? ¿En qué formas tu fe, tu familia y tus amigos te pueden ayudar durante esos momentos?

Siempre hay personas que están pasando por tiempos difíciles, de duda, de enfermedad o pobreza. ¿Cuáles son algunas de la formas en que la gente de tu edad puede ayudar a comunicar el amor sanador de Jesús a esas personas?

Primera lectura Isaías 35:4-7

Reflexión

Los tiempos de desalientos hacen que nuestro corazón se sienta pequeño. Cuando la gente del reino de Judá fueron atemorizados por sus enemigos, Dios los miró con piedad. Dios envió al profeta Isaías con un mensaje de fortaleza. Isaías predijo un tiempo en que Dios vendría a salvar a su pueblo. Las señales de la venida del reino de Dios incluirían la cura de ciegos, sordos y cojos.

Estas señales de la venida del Mesías fueron cumplidas en Jesús como el enviado de Dios. Los que seguimos a Jesús somos llamados a compartir este trabajo de cuidar de los débiles, lo enfermos y los más pobres entre nosotros.

Preguntas para dialogar

Entre personas de tu edad, ¿en qué forma algunas veces los pobres son tratados con menos respeto que los que tienen dinero? ¿Por qué es más fácil para la gente discriminar contra los pobres? ¿Qué tipo de pobreza ves en tu escuela o parroquia?

¿Cómo pueden tú y tus amigos ser un ejemplo del amor especial de Dios por los pobres? ¿En qué formas puedes servir a los que son pobres de salud o habilidades físicas?

Segunda lectura Santiago 2:1-5

Reflexión

La expresión "decirlo tal cual es" definitivamente encaja en esta lectura. Santiago señala con el dedo la práctica común de mostrar más respeto por los ricos que por los pobres. Cuando este tipo de discriminación se practica en la Iglesia, es aún más ofensivo que en otro lugar. Santiago nos recuerda que los pobres son amados por Dios de manera especial y son escogidos para ser "ricos en la fe y herederos del reino".

Como miembros de la comunidad de fe, estamos llamados a compartir el amor y la preocupación de Dios con los pobres que viven en medio de nosotros. Puede que ellos sean pobres en recursos monetarios, o en dones intelectuales o espirituales. Sea lo que sea su carencia, nunca deben ser discriminados o tratados con menos importancia que los que no son pobres.

Preguntas para dialogar

¿Cómo describirías a los amigos del sordo? ¿Por qué crees que Jesús llevó al sordo a un lado? ¿Cómo Jesús usó su propio cuerpo en el rito de sanación? ¿Por qué crees que él se quejó cuando miró al cielo? ¿En qué forma el hombre sanado es señal de la presencia del Mesías?

¿Qué nos enseña el ejemplo de Jesús sobre como debemos responder a los que no oyen? ¿En qué forma podemos ayudar a la gente que tiene problemas del habla?

Evangelio Marcos 7:31-37

Reflexión

Lo prometido en la primera lectura de hoy lo vemos cumplirse en la historia del evangelio. Un hombre que es sordo y sufre de problemas del habla es llevado a Jesús por sus amigos para que lo cure. Jesús al ver la condición del pobre hombre lo lleva a un lado y hace un rito de sanación. Concluye rezando para que los sentidos del hombre se abran. El hombre empieza a hablar y a escuchar.

A pesar del mandato de Jesús de mantener en secreto el milagro, la multitud enloquece y comienza a comentar la noticia por toda la región. Ellos alaban a Jesús porque "El ha hecho todas las cosas buenas". Jesús, sin embargo, no quiere que ellos esperen a un Mesías que les dé el poder político y económico. El era el Mesías que usaba el poder de Dios sólo para servir a otros y no para evitar sufrir.

Proclaiming Faith Activities for Primary Grades

Dramatización de títeres

Dramatice con títeres la historia narrada en Santiago 2:1-5. Dé a los niños fundas de papel o baja lenguas. Pídales hacer un hombre rico usando marcadores, plumas, telas, etc. Después pídales hacer un hombre pobre con poca ornamentación. Lea la historia en el libro de Santiago y pida a los niños usar sus títeres para escenificarla mientras usted lee.

Comunicándose en lenguaje diferente

Converse con los niños sobre no poder escuchar. Pídales tapar sus oídos con sus manos. Diga algo despacio y pregúnteles como se sienten al verle mover los labios y saber que usted está diciendo algo pero que ellos no pueden escucharlo. Explique que hay muchas personas que no pueden escuchar, pero que podemos comunicarnos con ellos. Explique que hay otro lenguaje llamado lenguaje de señas, en el que usamos nuestras manos para expresarnos. Enseñe a los niños algunas señales, tales como hola y mi nombre es.


Proclaiming Faith Activities

Dramatizando discriminación

En grupo revisen la lectura de Santiago. Decidan como dramatizarán la escena descrita. He aquí algunas preguntas a considerar:

1 ¿Quién será el narrador?

2 ¿Quién representará a pobre y al rico?

3. ¿Qué otros personajes pueden incluirse en la escena?

4. ¿Qué disfraces pueden usar?

5. ¿Incluiremos las siguientes escenas en la representación en la iglesia o en el aula en el mundo de hoy? ¿Qué tipo de discriminación contra los pobres vamos a mostrar?

Probando nuestro oído

Jesús quiere que sus seguidores estén sanos de sordera que nos impida escuchar con nuestros corazones como lo hizo él. En un lugar tranquilo, tome el siguiente examen de escuchar.

Responde cada pregunta encerrando en un círculo "Frecuentemente", "Algunas veces", "Raras veces".

1. Cuando un familiar me pide ayuda, inmediatamente hago lo qué puedo para ayudar. "Frecuentemente", "Algunas veces", "Raras veces".

2) Cuando oigo a alguien hablar insultos sobre alguien que es pobre o diferente, hablo a favor de quien es insultado.

"Frecuentemente", "Algunas veces", "Raras veces".

3) Cuando escucho a un sacerdote a un maestro describir como podemos servir a los pobres o los enfermos, me involucro haciendo lo necesario.

"Frecuentemente", "Algunas veces", "Raras veces".

4) Cuando escucho en las noticias sobre alguien o un grupo que está sufriendo, rezo por ellos.

"Frecuentemente", "Algunas veces", "Raras veces".

5) Cuando me escucho a mí mismo decir "no importa" o "no me importa" en ocasiones en que duele, ¿decido decir la verdad sobre mis sentimientos?

"Frecuentemente", "Algunas veces", "Raras veces".

Repasa las respuestas. Habla con Jesús sobre cualquier necesidad de mejorar tu oído.


Busque otros recursos bíblicos y sobre la Escritura en nuestro catálogo de productos religiosos.
Reservados todos los derechos.




Mapa del sitio Creemos

Estudiantes

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Catequista/maestro

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Familia

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Párroco/sacerdote

Repaso
Artículos
Recursos

Actividades


Artículos


Recursos


Repaso