Shopping


Actividades Artículos Recursos

Liturgia para la semana


La cruz

26 de junio del 2005 (ver otras fechas)

Décimo tercer Domingo del tiempo Ordinario




Preguntas para dialogar

La madre Teresa de Calcuta murió hace pocos años. Ella fue bien conocida por su trabajo con los pobres. Sin embargo, ella solía decir que la peor pobreza en el mundo es la soledad. La vida de un profeta puede ser solitaria. Elías debió agradecer la hospitalidad recibida en esa casa. ¿Cómo puedes ofrecer hospitalidad a otros? ¿Cómo ayudar a alguien que está solo? ¿Cómo puedes ayudar a alguien, puede ser de tu propia familia, que se siente solo? ¿Por qué escuchar a otros es una forma de hospitalidad? ¿Cómo puedes escuchar la palabra de Dios y a las personas en tu vida que te ayudan a entenderla y seguirla?

Primera lectura 2 Reyes 4:8-11, 14-16a

Reflexión

Las personas que viajan saben lo placentero que es recibir hospitalidad inesperada. El profeta Elías estaba contento de ser bienvenido en la casa de una importante mujer en el pueblo de Sunem. La mujer y su esposo tenían una habitación extra. Por su generosidad para con el profeta, Dios los bendijo con su primer hijo.

Preguntas para dialogar

Pablo quiere que recordemos que, con el Bautismo, hemos dado muerte al pecado y vivimos siempre en Cristo. Por nuestro Bautismo hemos sido bienvenidos a la Iglesia ¿Cómo vas a mostrar tu aprecio por la hospitalidad de Dios?

Pablo mismo viajó predicando la palabra de Dios a muchas naciones y fue albergado muchas veces por los primeros cristianos. San Pedro y San Pablo son llamados "los pilares de la Iglesia" y celebramos su fiesta el 29 de junio. ¿Quién te lleva la palabra de Dios? ¿Cómo puedes dar albergue a los que te llevan la palabra de Dios? ¿Cómo puedes mostrar hospitalidad a las personas que llevan la palabra de Dios a otros (misioneros)?

Segunda lectura Romanos 6:3-4, 8-11

Reflexión

Sería fácil para nosotros entender esta segunda lectura si hubiéramos sido bautizados en una piscina o en un río. Tendríamos una experiencia viva de lo que pasa en el agua y somos enterrados con Cristo. Conoceríamos también lo que significa salir del agua a la nueva vida de la gracia de Dios.

Preguntas para dialogar

Para acoger a otros debemos dejar a un lado nuestros planes y necesidades. Tenemos que poner primero a Cristo y sus discípulos. ¿Necesitas trabajar para ser una persona más acogedora? ¿Cómo lo harás?

En algunas parroquias tienen un ministerio de ayuda a los pobres y necesitados ofreciéndoles comida y ropa, es llamado ministerio de hospitalidad. ¿Crees que es un buen nombre para ese ministerio? ¿Qué tipo de hospitalidad crees que ofrecen los que trabajan en una cocina popular?

¿De qué otras formas pueden los feligreses de una parroquia ser hospitalarios unos con otros, especialmente durante nuestra comida en familia, la Eucaristía? (Idea: quizás las mamás que llevan sus niños pequeños deben sentarse al final de los bancos en caso de que necesiten levantarse. Quizás los que lleguen primero deban sentarse en la mitad de los bancos así los que llegan más tarde no pierdan mucho tiempo al sentarse. ¿Otras ideas?

Piensa sobre esto: una misionera ha regresado de las Filipinas. Ella dice: "No puedes visitar la casa de una persona sin que se te ofrezca algo que beber o comer. Aun el más pobre quiere compartir lo que tiene".

Evangelio Mateo 10:37-42

Reflexión

Jesús también dio importancia a la hospitalidad, a los profetas y a otras personas. La hospitalidad era una virtud apreciada en los tiempos de Jesús y sigue siendo para los que viven en el desierto. Los seguidores de Jesús algunas veces fueron perseguidos. Algunas veces no fueron acogidos en pueblos y villas donde llevaron el mensaje de Jesús, excepto entre los que creían en Jesús. Sólo los seguidores de Jesús ofrecían alojamiento a otros discípulos. El no alojar a alguien era como privar a esa persona de sus necesidades básicas. Jesús nos recuerda que debemos acoger a todo el mundo. Jesús nos recuerda que cuando recibimos a uno de sus discípulos lo recibimos a él mismo.

Proclaiming Faith Activities for Primary Grades

Recompensa de bondad

La primera lectura de hoy es la historia de una mujer que fue amable con el profeta Eliseo. Eliseo quería hacer algo especial por esta mujer y su esposo porque ellos fueron buenos con él. El les dio una recompensa.

Pregunte a los niños: ¿Quién ha sido amable con ustedes en los últimos días? Diga a los niños que pueden dar gracias a esa persona haciendo una recompensa. Distribuya el patrón. Pida a los niños colorear y recortar el sello de bondad. Después ayúdelos a pegar un lazo ancho en la parte atrás. Anime a los niños a presentar la recompensa tan pronto como sea posible.

Bienvenido, seguidor de Jesús

En el evangelio de hoy, los niños aprendieron que Jesús quiere que la gente acoja a sus seguidores como si fuera a él a quien acogieran. Haga la siguiente actividad para recordar a los niños como cada uno de ellos es un seguidor de Jesús. Cada persona en el grupo debe ser tratada con respeto.

Pida a los niños turnarse para salir y entrar del curso. Cuando el niño entre los demás lo saludarán diciendo: "Bienvenido, (nombre del niño). Bienvenido seguidor de Jesús".


Proclaiming Faith Activities

Agradeciendo a los que dan la bienvenida

¿quiénes son las personas que te han acogido en la Iglesia, sus hogares o sus organizaciones? ¿Cómo te han ayudado a vivir el amor de Dios? Escoge dos de estas personas. Haga un cuadro parecido a este. Las sugerencias están en cursivas.

Persona No. 1 Nombre: María, ministro de la juventud

Lugar: Iglesia san Juan

Se me mostró el amor de Dios

Ella me hizo sentir como en casa y me presentó a otros jóvenes.

Como agradeceré su bienvenida

Me ofrecerá a ayudar en su ministerio.

Persona No. 2 Nombre: Alejandro

Lugar: Escuela secundaria

Se me mostró el amor de Dios

Me ofreció su amistad y me mostró el lugar.

Como agradeceré su bienvenida

Seré un buen amigo y seguiré su ejemplo ofreciendo amistad a los nuevos estudiantes.

Al finalizar tu cuadro, pregúntate: ¿Cómo voy a imitar el ejemplo de estas personas?

Planificando una bienvenida

¿Cómo vas a practicar el ministerio de hospitalidad con uno o más mensajeros de Dios, misioneros, párrocos, ministros parroquiales, sacerdotes, laicos, religiosos? Habla con tu familia o con el grupo para buscar ideas que puedan poner en práctica la lectura del evangelio. En una hoja de papel escribe tu plan. Hablen sobre las sugerencias que se ofrecen abajo, puedes añadir otras.

¿Cómo podemos mostrar nuestra hospitalidad cristiana a los mensajeros de Dios?

  • Invitando a un catequista o un ministro de la juventud a un picnic.
  • Invitando al párroco a visitar nuestro grupo, preguntándole como podemos ayudar más en la parroquia.
  • Escribiendo regularmente a un misionero ofreciéndole amistad y apoyo.
  • Enviando una nota de agradecimiento a un grupo en la parroquia que ayuda a los pobres.



Busque otros recursos bíblicos y sobre la Escritura en nuestro catálogo de productos religiosos.
Reservados todos los derechos.




Mapa del sitio Creemos

Estudiantes

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Catequista/maestro

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Familia

Curso K Curso 1 Curso 2 Curso 3 Curso 4 Curso 5 Curso 6 Curso 7 Curso 8

Párroco/sacerdote

Repaso
Artículos
Recursos

Actividades


Artículos


Recursos


Repaso